¿Chatbots para salir adelante en la crisis del coronavirus?

Recientemente te hemos ofrecido los mejores consejos para ganar la batalla de las rebajas de verano a las grandes superficies y en esta ocasión queremos hablarte de un tema muy interesante, que en las últimas fechas ha adquirido una gran relevancia. Porque el coronavirus ha puesto en jaque la viabilidad de algunos negocios, unos por falta de actividad y otros por exceso. Porque a la consecuencia más obvia de cese de actividad de algunos negocios se ha sumado el notable incremento de ventas que han sufrido otros, debido a la naturaleza de la crisis en que nos encontramos. Este auge ha hecho que muchos marketers hayan tenido que recurrir a ciertos bots para automatizar tareas que no serían capaces de llevar a cabo de manera manual. Lo desarrollamos todo a continuación bajo estas líneas para que aprendar cómo los chatbots pueden ayudarte durante la crisis del coronavirus.

Ordenadores hablando con personas, ¿todo mal?

Todos queremos que, cuando accedemos a un servicio de atención al cliente, sean personas las que nos atiendan. Sin embargo, hay empresas que apuestan por chatbots, ya sea porque no les salen las cuentas o porque estos están tan avanzados que lo cierto es que apenas se notan diferencias para las cuestiones más básicas. Porque preguntas relacionadas con disponibilidad de un producto, horarios de apertura u otras cuestiones similares son tan fáciles de responder que no es necesario que haya una persona detrás del servicio. De hecho, un chatbot bien gestionado agiliza mucho las tareas, ya que responde de manera rápida y concreta, sin rodeos, algo que no todas las personas con capaces de hacer. También son muy útiles cuando las consultas llegan fuera del horario de oficina, ya que no es fácil dar soporte veinticuatro horas al día. Por no hablar de la respuesta en distintos idiomas, lo cual potencia muchísimo la calidad del servicio.

Chatbots en Shopify

Los chatbots, antes del coronavirus, se habían desarrollado muchísimo en los últimos años. Tanto es así, que han aprendido a responder en función de los comportamientos de los clientes, lo que afina muchísimo el ratio de acierto en las respuestas y además también puede comunicarse con ellos para informarles de la disponibilidad de cierto stock o para comunicar algún tipo de novedad que nos interese. En Shopify podríamos destacar los siguientes chatbots por su calidad y capacidad comunicativa:

  • Liveperson: se puede integrar con Facebook y Twitter, lo que complementa enormemente sus capacidades. Recopila información del usuario para generar informes automáticos. No es gratuito, pero sí que es muy interesante. El precio hay que acordarlo con su departamento de ventas.
  • IntelliTicks: ofrece la opción de pagar a través del propio chat. Tiene un menú dentro del chat y es apto para Pymes y además el precio es muy asequible, incluyendo la opción gratuita.
  • Intercom: puede enviar e-mails con campañas de marketing. Notificaciones y chat en vivo con los clientes. Muy fácil de usar, pero coste elevado, siendo 87 dólares al mes lo más económico.
  • Zoho SalesIQ: muy fácil de instalar y se integra perfectamente con otros productos Zoho. Tiene su propio generador de Chatbot pero requiere codificación. Precio bastante elevado.
  • Zendesk: soporte multicanal, con correo electrónico, web, teléfono, chat, redes sociales… Precio bastante asequible, desde 14 dólares.

Conclusión

No podemos abandonar la atención al cliente de manera personal y tradicional, pero lo cierto es que esta tecnología ha llegado para quedarse y avanza a pasos agigantados. Bien gestionados, los chatbots pueden ser muy útiles tanto para nosotros como para nuestros clientes. Lo importante no descuidar en absoluto este departamento de nuestro negocio online, ya que por ahí suele llegar un buen porcentaje del total de nuestras ventas. El coronavirus nos ha puesto a todos en jaque y los chatbots pueden ayudarnos si los utilizamos bien.

Si estás pensando en animarte con el comercio online, en Webmefy ponemos a tu disposición una prueba gratuita de 14 días con Shopify para que te familiarices con el entorno de una de las plataformas de e-commerce más potentes de la actualidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.