¿Cuál es el coste de adquisición de cada cliente de tu tienda online?

Recientemente te hemos contado en Webmefy cómo mejorar las tasas de conversión de tus campañas de marketing y en esta ocasión queremos centrarnos en el coste que supone traer un nuevo cliente a tu tienda online. Porque este dato es de vital importancia para poder calcular si nuestro negocio está resultando rentable o no y para saber si nuestras campañas de marketing están consiguiendo su propósito. Para calcular el coste de adquisición por cliente es necesaria una fórmula que vamos a desarrollar más abajo, por eso te recomendamos que sigas leyendo si quieres que tu negocio sea lo más rentable posible.

Coste de adquisición y ciclo de vida del cliente

Es vital que sepas cuánto te cuenta traer cada cliente a tu tienda online. Con este dato podrás ajustar mucho mejor tus campañas de marketing para no desperdiciar dinero y para incidir en lo que realmente necesita tu negocio. De esta manera, una vez que conozcas el coste de adquisición de cada cliente podrás:

  • Definir a tu cliente ideal: si el coste es muy elevado, quizá aún no hayas identificado bien a tu cliente objetivo y por eso te cuesta tanto dinero.
  • Determinar el éxito de una campaña: es el parámetro que necesitas para saber si una campaña está siendo rentable o no.
  • Conocer los canales más rentables: los canales en los que el coste por cliente sea más bajo son aquellos por los que hay que apostar.

El coste de adquisición de cada cliente se conoce con las siglas CAC (Customer Adquisition Cost) y se define como el total del coste que ha destinado una empresa a captar clientes, dividido entre la suma total de clientes obtenidos. Este coste incluye los salarios, las contrataciones de personal externo, los gastos de publicidad, suministros…

Por su parte, el ciclo de vida de un cliente es un término que determina los ingresos generados por un cliente durante el tiempo en que está interactuando con nuestra empresa. Dentro de este término además se engloban las siguientes fases: adquisición, conversión, crecimiento, retención y reactivación.

La relación entre el coste de adquisición y el ciclo de vida

Llegados a este punto, el lector ya habrá deducido que, para que un negocio sea rentable, el coste de adquisición de un cliente ha de ser menor que el ciclo de vida. Si esto no es así, es necesario un replanteamiento de toda la estrategia de marketing, ya que estamos generando una actividad deficitaria. Se considera un ratio óptimo que el coste de adquisición de cada cliente se sitúe aproximadamente en el 10% del ciclo de vida.

¿Cómo se calcula el coste de adquisición por cada cliente?

En primer lugar, debemos hacer un cálculo de todos los costes que genera estrategia de captación de clientes. Un sumatorio del salario del personal del departamento de marketing, del experto específico de SEO, del experto en Google y Facebook Ads, el gasto en publicidad y el software de e-mail marketing y CRM. Una vez que tengamos identificados y sumados todos estos gastos, debemos calcular cuántos clientes ha conseguido la empresa merced a esta estrategia. Una vez que hayamos dado con el número, simplemente tendremos que dividir el coste total entre el número de clientes obtenidos para obtener el coste de adquisición por cada cliente en nuestra tienda online.
Si te ha parecido interesante este texto y quieres montar tu propia tienda online, en Webmefy te ofrecemos una prueba gratuita de 14 días con Shopify.

Leave a Reply

Your email address will not be published.