Blog
- 5 Claves para automatizar tu eCommerce con Shopify Flow

La gestión de un eCommerce supone numerosas tareas. Y cuanto más grande y compleja es tu tienda online, mayores suelen ser las necesidades. ¿Te imaginas poder ocultar los productos agotados, o volver a pedir stock al proveedor antes de que se gasten los suministros para evitar roturas de stock? Automatizar tu eCommerce en Shopify es posible si utilizas Shopify Flow, la herramienta para gestionar el workflow de tu tienda online.

Reduce las tareas manuales que necesitas hacer cada día para la gestión de tu tienda online y enfócate en lo que de verdad te aporta valor. Podrás automatizar una gran variedad de acciones en tu tienda Shopify de manera fácil y sin necesidad de modificar el código de tu plantilla.

Si bien Flow sólo está disponible para Shopify Plus y planes avanzados, puede ser una excelente herramienta para que tu tienda online ya consolidada pueda reforzar y mejorar sus procesos para aumentar la satisfacción del cliente.

Qué es Shopify Flow y cómo te ayuda a automatizar tu eCommerce

Shopify Flow es una herramienta que permite automatizar el funcionamiento de numerosas tareas en una tienda online Shopify. A partir de plantillas listas para utilizar, puedes crear flujos de trabajo personalizados y programados que aportan una solución específica ante diferentes situaciones que puedan darse en tu tienda online. No tendrás que programar código, por lo que estas funciones se pueden implementar rápidamente.

Con Flow puedes evitar las tareas repetitivas que están restando productividad a tu equipo. A través de un sistema sencillo y simple, puedes programar el seguimiento de inventario, la detección de pedidos fraudulentos, el etiquetado de clientes según distintos parámetros o incluso las campañas por correo electrónico.

Shopify Flow tiene además la ventaja de que se integra con distintas aplicaciones, además de que se puede acceder directamente desde nuestro panel de administración de Shopify, por lo que podrás programar soluciones que conecten con las herramientas que ya estás utilizando en tu tienda.

Se trata por tanto de una solución para evitar las ineficiencias que se generan en muchos eCommerce, como consecuencia del crecimiento exponencial de las tareas manuales.

Funcionamiento de Shopify Flow

 

A lo mejor te preguntas: ¿cómo es posible que se puedan automatizar tareas en eCommerce? ¿Es fiable implementar este tipo de automatizaciones y poder olvidarme del problema?

El modelo de funcionamiento de Shopify Flow es muy sencillo. El workflow se basa en 3 elementos fundamentales.

  • Eventos: es cualquier acción que se produce en tu tienda online. Por ejemplo, que se produzca un pedido.
  • Condiciones: se trata de una condición que se aplica al evento en cuestión para el que quieres crear una automatización. Por ejemplo, si el evento es un pedido, la condición puede ser que sea > 400 €
  • Acciones: es la automatización en sí, que se llevará a cabo cuando se cumpla la condición que se ha establecido. Siguiendo con el mismo ejemplo, podemos identificar al cliente que hace un pedido superior a 400 € como un cliente VIP.

De esta forma, cuando un usuario haga una compra por valor superior a 400 €, a éste se le etiquetará como VIP dentro de tu lista de contactos. Por tanto, sabes que es un cliente prioritario, que está dispuesto a hacer compras de un alto valor. Es el tipo de cliente que te conviene fidelizar, porque con una sola acción, tiene un impacto altamente positivo en tus resultados de ventas.

Cómo automatizar tu eCommerce con Shopify Flow

Para que puedas ver con más detalle cómo automatizar tu eCommerce con Shopify Flow, vamos a mostrarte algunos ejemplos. Éstas son algunas algunas de las automatizaciones que se pueden llevar a cabo con Shopify, por lo que las posibilidades de mejorar la productividad de tu equipo y mejorar los procesos son muy amplias.

1. Ocultar o pausar productos

Detecta cuando un producto está agotado o no se encuentra en stock. Si los clientes no saben que el producto no está disponible, podrían comprarlo y te podrías encontrar con un problema en la gestión de almacén. En el mejor de los casos, si haces el pedido al proveedor y tienes el producto, es probable que los plazos de entrega no serían los mismos que vienen en la web.

2. Detecta compras fraudulentas

Imagina que alguien hace un pedido desde un país distinto a la dirección de facturación que ha solicitado. Podría tratarse de un error, pero tu tienda no debería arriesgarse a enviar un producto a un país lejano, con los altos costes de envío que esto supone, si no verifica primero que se trata de un pedido correcto.

Existen diferentes parámetros que pueden servirnos para detectar un posible fraude. Por ejemplo, cuando un cliente hace un pedido de 10.000 euros y pago contrarrembolso. Son compras que implican un notable riesgo, especialmente cuando tienes que producir el artículo a demanda. En caso de que luego el cliente no pagara o rechazara el pedido tu empresa habría asumido unos altos costes sin ningún sentido.

Lo correcto es que un área especial de tu negocio pueda verificar que todo es correcto cuando se produzcan pedidos anómalos. Con Flow puedes automatizar que dichas compras no se realizan de forma automatizada y puedan ser enviadas a un departamento para control de pedidos fraudulentos.

3. Automatiza la gestión de las reseñas de productos

Las reseñas positivas son una información de alto valor para tu tienda Shopify. Te permiten conocer el valor que estás aportando a tus clientes. Lo mismo pasa con las reseñas negativas, te aportan información sobre los problemas que plantea un determinado producto o proceso. 

¿Te imaginas automatizar el control de las reseñas para que cada vez que haya una valoración baja de un producto (1-2 estrellas) llegue un e-mail a Atención al Cliente para que puedan analizar qué es lo que ha pasado? Con Shopify Flow podrás sacar el máximo partido al análisis de las reseñas para que tu equipo pueda detectar a los clientes insatisfechos.

4. Etiqueta a los clientes que han hecho un reembolso

Los reembolsos de productos (solicitud de devolución) son perjudiciales para tu tienda. Pueden deberse a razones que no tienen que ver con tu propuesta de valor (se devuelve el producto para comprar uno de otra talla o color), o también se pueden deber a que el cliente no estaba satisfecho con la calidad del producto.

Los clientes que devuelven productos son los más difíciles de retener. Con Shopify Flow puedes hacer que se etiquete a cada cliente que devuelve productos y hacer un seguimiento del mismo para ver cómo actúa en el futuro, lo que te permitirá ofrecerle soluciones para que se quede satisfecho.

Como ves, las posibilidades que te ofrece Shopify Flow son muchas para optimizar tus procesos, aumentar la automatización de tu tienda y obtener un conocimiento más preciso de lo que necesitan tus clientes. 

Con esta herramienta podrás aumentar la automatización de los flujos de trabajo en tu tienda para evitar ineficiencias y mejorar tus resultados. Te invitamos a contactar con nosotros si deseas implementar nuevas formas de automatizar los procesos de tu tienda Shopify.

Leave a Reply

Your email address will not be published.