Blog
- Cómo crear una estrategia de email marketing ecommerce & Shopify

El email marketing es una herramienta clave dentro de los canales de marketing online de tu ecommerce y una de las más económicas. Gracias a este canal online, vamos a poder impactar a nuestro cliente a través de todo el customer journey.

Puntos clave para crear tu estrategia de email marketing.

El mailing es una forma rápida y directa de estar en contacto con nuestros clientes. Este canal nos permite llegar a un gran número de suscriptores con perfiles muy diferentes.

Algunos puntos claves que debemos tener en cuenta a la hora de crear una estrategia de email marketing son:

  • La captación de leads: antes de realizar cualquier campaña debemos conseguir los emails de las personas que nos conocen o visitan nuestro ecommerce. Una buena manera de conseguir estos leads puede ser mediante los formularios de inscripción en la home de nuestra página web. Una práctica recomendada para obtener estos leads es el uso del doble opt-in que consiste en enviar un email a las personas que se registran por primera vez, para que confirmen su suscripción.

  • La segmentación de la audiencia: es fundamental, ya que de esta manera vamos a poder adaptar el contenido de nuestros emails a las necesidades e intereses de nuestros clientes.

Existen numerosas formas de segmentar tus bases de datos algunas de ellas pueden ser: 

  • El comportamiento del usuario en la web: si sabemos qué comportamiento han tenido nuestros usuarios en la tienda online, qué productos han visitado o dónde han permanecido más tiempo, podremos enviarles un contenido mucho más personalizado y ser más efectivos con los emails.
  • Acciones con los correos: debemos traquear las acciones que realizan los suscriptores cuando reciben un correo electrónico, para realizar mejoras en las distintas partes de los emails y poder segmentarlos de manera adecuada.
  • Gasto medio en la compra: con este dato vamos a poder separar a los clientes en función del gasto medio que suelen realizar en nuestro ecommerce y ofrecer distintas promociones en función del perfil de cada usuario.
  • La personalización de los correos electrónicos: de esta manera podrás hacer que tus emails destaquen sobre el resto, además de crear un vínculo con el cliente haciéndolo sentir único y especial. También consigues con la personalización una estrategia de lealtad, ya que los usuarios se van a ver totalmente conectados con la marca. Puedes utilizar la personalización en las líneas de asunto del email o en el contenido.
  • Uso de los datos: recopila los datos de tus clientes (edad, sexo, talla…) de este modo la personalización podrá ser mayor y podrás ofrecer productos más atractivos para tu usuarios. De hecho si recoges por ejemplo la talla de zapato que usan les podrás mostrar productos que estén disponibles en su talla, evitando que se frustren viendo otros modelos que les gusten y de los que no van a encontrar talla.
  • Uso de test A/B: para ello debemos crear dos emails iguales variando uno de los elementos del correo electrónico y viendo cual de los dos emails enviados obtiene mejores resultados.

Podemos testear diversos contenidos en un email, por ejemplo: la línea de asunto, el contenido. las imágenes, el CTA, la hora de envío… Para determinar el email ganador podemos fijarnos en KPIs como la tasa de apertura, el número de clics o las conversiones.

Tipos de emails para ecommerce.

A continuación, vamos a detallar algunos de los emails más importantes dentro de cualquier estrategia de marketing:

  • Las newsletters: generalmente son de carácter informativo, comunican a nuestros clientes las últimas novedades o noticias de nuestra marca, son perfectas para hacer branding y posicionarnos en la mente del consumidor.

  • Las campañas: se llevan a cabo por un periodo limitado de tiempo. Normalmente estas campañas están orientadas a la venta por ejemplo: una promoción especial por san valentín o el lanzamiento de un nuevo producto en nuestra tienda.
  • Los emails automatizados: permiten que de manera automática se envíen una serie de emails cuando el usuarios realiza determinadas condiciones, que nosotros determinamos previamente. Estos correos son totalmente personalizables y nos permiten impactar al usuario de forma automática en los momentos más adecuados en su ciclo de vida.

Algunos de los flujos automáticos más importantes y que debemos tener en cuenta a la hora de realizar la estrategia de marketing para nuestro ecommerce son:

  • El flujo de bienvenida: este flujo se activa cuando alguien se suscribe a nuestra newsletter. Es un momento muy importante, ya que ha sido el cliente el que ha mostrado interés por nuestra marca, por lo que en ese momento tenemos su atención y debemos aprovecharla impactando le con una serie de emails de bienvenida en el que le mostremos las últimas novedades, los productos más vendidos o le ofrezcamos un descuento por ejemplo. Es muy importante que cuidemos mucho este  primer email, ya que va a ser el primer contacto del usuario directamente con nuestra marca.
  • El flujo de carrito abandonado: es uno de los flujos que más conversiones aporta a un ecommerce. Consiste en enviar una serie de emails a aquellas personas que empezaron el  proceso de compra, pero que por algún motivo no llegaron a completarlo. Más del 80% de las personas dejan sin finalizar sus procesos de compra, por eso es vital que activemos este flujo automático.
  • El flujo de agradecimiento: con este email además de agradecer a nuestros clientes que hayan realizado una compra en nuestra tienda online, podemos ofrecerles productos relacionados con los que han comprado (cross-sell).
  • El flujo de reactivación: este flujo nos permite impactar a las personas que han realizado alguna compra en nuestra página web, pero que llevan un tiempo sin hacerlo. Podemos enviarles un email con las novedades de nuestro ecommerce o con los productos más populares, para intentar que de esta manera vuelvan a realizar una compra.

Estos son los principales flujos que tenemos que tener en cuenta a la hora de planificar nuestra estrategia de email marketing, pero una vez que la tengamos en marcha podremos seguir añadiendo flujos y optimizando los anteriormente nombrados.

Medir y optimizar.

En todo momento debes analizar y examinar los resultados que estás obteniendo de tus campañas de mailing. En función de los datos sabrás qué aspectos puedes mejorar en tus emails. Para sacar estos datos puedes tener en cuenta los siguientes KPIs:

  • La tasa de apertura: es fundamental saber si los correos que estás enviando a tus cliente están siendo abiertos o si por el contrario debes mejorar la línea de asunto de los mismos. Las líneas de asunto deben ser siempre breves y concisas, la información más importante debe estar al principio, puedes usar algún emoticon, pero sin pasarte, y personaliza las líneas de asunto para que sean más atractivas para la persona que las recibe.
  • El número de clics: si en tus email incluyes una llamada a la acción, debes medir el número de clics que obtiene ese email y en función del resultado deberás realizar cambios en el contenido para aumentar esta tasa de clics. Para que el usuario clique en nuestro mail, este debe ser atractivo y contener información relevante. Podemos usar imágenes originales, personalizar el contenido para que sea más atractivo y usar un copy que no deje indiferente a nuestro suscriptor.
  • La tasa de rebote: es muy importante segmentar la lista de contactos a la que vamos a enviar nuestras campañas y dirigirlas a las personas que están en contacto con nuestra marca, ya que si enviamos a toda nuestra base de datos es probable que nuestros correos terminen en la carpeta de spam y no habrá servido de nada la realización de esa campaña.

Dentro de esta métrica podemos diferenciar los rebotes leves, que son aquellos en los que los emails no son entregados de manera temporal, como por ejemplo que alguien tenga llena la bandeja de entrada, y los rebotes duros estos directamente no van a ser entregados al receptor nunca, por ello debemos eliminarlos de nuestras listas, para que no afecte a la entregabilidad de nuestros correos y que estos no acaben en la bandeja de spam.

  • La tasa de conversión: con esta métrica vamos a saber si los usuarios a los que hemos enviado un correo electrónico han completado el objetivo que pretendíamos, por ejemplo: si se han realizado una compra. La tasa de conversión también nos permite ver si el contenido de nuestro mensaje era claro o si nuestro cliente no nos ha entendido y debemos modificarlo.
  •  Retorno de la inversión (ROI): es esencial medir en las campañas de emails marketing este KPI para saber si hemos obtenido beneficios con el email de nuestros emails, el rendimiento que ha tenido nuestra campaña entre los distintos suscriptores.
  • El dispositivo: identificar el uso del dispositivo que hacen nuestros receptores es vital, ya que podremos adaptar el contenido a los distintos formatos y dar más importancia al formato más utilizado. Actualmente el teléfono móvil es el aparato más utilizado para la visualización de emails y tiendas online.

Fácil integración de Klaviyo con Shopify.

La plataforma de ecommerce de Shopify se integra perfectamente con la plataforma de email marketing de Klaviyo de manera sencilla y rápida, sin necesidad de tener conocimientos de programación.

Esta integración nos permite:

  • Sincronizar los contactos que tenemos suscritos a la newsletter y meterlos en una lista dentro de Klaviyo.
  • Sincronizar los datos de tu tienda online con Klaviyo, esto te permite utilizar los comportamientos que tienen tus usuarios en tu ecommerce para las acciones de email marketing que vayas a desarrollar en tu estrategia y te permite automatizar los contactos con el cliente en los momentos más precisos.
  • Sincronizar los formularios de registro o cupones, puedes crearlos en cualquiera de las dos plataformas y usarlos para impactar a tus clientes o recoger datos de estos.

consultora especializada en ecommerce

Leave a Reply

Your email address will not be published.