Blog
- ¿Cómo registrar una marca en España?

¿Tienes en mente algún proyecto y quieres hacerlo realidad? ¡Genial! El proceso creativo es el más  difícil. Sin embargo, si estás dispuesto a entrar en el mercado, tu marca o nombre comercial necesita  protección ¿Sabes cómo funciona el registro de marcas en España? En este artículo te contamos  todo lo que precisas saber sobre este proceso y te ayudamos a realizar los trámites. 

¿Qué es una marca? 

Las marcas o nombres comerciales son distinciones protegidas por el Estado que otorgan  exclusividad a sus creadores para poder utilizarlos en el mercado. A su vez, impiden a otros su  utilización en España y te permitirán distinguirte de la competencia. 

Por otro lado, la marca es fundamental en el ámbito del marketing, de la publicidad y de la  comunicación. Además, sirve como herramienta protectora del consumidor y de la política  corporativa. 

Principales diferencias entre marca y nombre comercial.

Aunque ambos están regulados por la Ley de Marcas y ambos presentan muy pocas diferencias, no es lo mismo hablar de la marca que del nombre comercial.

La marca distingue los productos o servicios que ofrece una empresa de los de otra. Puede ser una palabra o conjunto de palabras, un dibujo, un color, una forma, un sonido…

Por otro lado, el nombre comercial identifica a una empresa en el tráfico mercantil y sirve para distinguir las actividades de dicha empresa de las de otras.

En definitiva, podemos decir que las marcas sirven para distinguir productos o servicios y en cambio los nombres comerciales están más enfocados en la actividad empresarial que realizan.

Desde el punto de vista legal ambos tienen la misma cobertura, pero puede ser más fácil internacionalizar una marca que un nombre comercial, por lo que es más recomendable registrar la marca y no el nombre comercial.

Registro de marcas  

El registro de marcas o nombres comerciales se realiza en España en la Oficina Española de  Patentes y Marcas (OEPM). Nos referimos al organismo público encargado de realizar las  concesiones y registros de los distintos tipos de Propiedad Industrial. 

Antes de llevar a cabo la solicitud de registro de una marca debes conocer las diferentes clases de  patentes que existen: 

  • Denominativas: constituyen una denominación o un nombre. 
  • Mixtas: comprenden un gráfico o logotipo y una denominación. 
  • Gráficas: incluyen solamente un gráfico o logotipo. 

¿Qué se puede establecer como marca? 

  • Cualquier signo, en particular las palabras, así como dibujos, cifras, letras o sonidos. Entre otros  ejemplos, podrán ser marcas si permiten: 
  • Diferenciar los productos o servicios de tu empresa de los demás. 
  • Representarse de forma clara en el Registro de Marcas, de modo que el público y las autoridades  sean capaces de identificarla. 

¿Cómo se registra la marca de tu negocio en España? 

Si vas a solicitar una marca o nombre comercial, deberás cerciorarte de algunas cuestiones. En primer lugar, es aconsejable que compruebes que no existe ya esa marca, ya sea de forma  idéntica o muy similar. Esto se puede hacer por medio de un análisis de viabilidad que permite  examinar todas las marcas españolas. 

Una vez que te has asegurado, el siguiente paso es delimitar cuáles son los productos y servicios  que quieres proteger. Todos ellos puedes encontrarlos en la Clasificación de Niza. En ella se reúnen  cuarenta y cinco clases, así que deberás leer con atención, sobre todo porque después de haber  realizado la solicitud, ya no vas a poder ampliar más productos o servicios. 

Por último, tendrás que poder verificar que tu marca no se encuentra entre las prohibiciones de la  Ley de Marcas. Actualmente no pueden ser marcas o nombres comerciales todo aquello que: Vaya contra la ley y el orden público. 

No tenga un carácter propio y sea demasiado genérico o incluso frecuente en el lenguaje diario. Se constituya solamente por la forma, la naturaleza o cualquier otra característica específica del  producto en cuestión para conseguir un resultado técnico. 

Pueda servir en el comercio para denominar el origen geográfico, la época de elaboración del producto, la calidad u otras características de este tipo. 

¿Cómo se realiza la acción de registro de marcas? 

La forma más cómoda de realizar el registro de una marca es vía telemática por medio de la  sede electrónica de la web de OEPM. Sin embargo, también existe la posibilidad de realizarla en formato físico. Para ello, deberás enviar la documentación a la OEPM por medio de los Centros  Regionales de Propiedad Industrial, en servicios correspondientes de las comunidades autónomas,  en Delegaciones y Subdelegaciones de Gobierno y en Oficinas de Correos. 

¿Cuáles son los requisitos que debes tener en cuenta para registrar una marca en España?

En primer lugar, será fundamental presentar una instancia, y en caso de ser una marca que contenga  algún tipo de elemento visual o sea tridimensional, deberás incluir una reproducción de la misma. Por otra parte, existen otros requisitos para conseguir una fecha de presentación:

  1. La declaración que requiere el registro de marca o nombre comercial. 
  2. La identificación de las personas solicitantes. 
  3. La autorización correspondiente en el caso de solicitarse por medio de una persona o empresa  representante. 
  4. La denominación y/o la representación gráfica. 
  5. El producto a proteger, según la Clasificación de Niza. 

La fecha de presentación se concederá después de que los documentos sean presentados en la sede  electrónica de la OEPM o, por el contrario, sellados. Después de ser realizada esta solicitud, la OEPM  la analiza. Si la marca no tiene ninguna objeción ni hay oposición por parte de terceras personas, se  otorga. 

¿Qué es la caducidad de registro de la marca en España? 

En nuestro país, las marcas y nombres comerciales se conceden para un espacio de tiempo de diez  años, eso sí, con posibilidad de renovación. Cuando termina este periodo y no se realiza la  renovación pertinente, la marca caduca y es en ese momento cuando el titular pierde los derechos de  exclusividad. 

Además, las marcas también pueden caducar en los siguientes casos: 

Si la marca se pluraliza: en el caso de que una marca se extienda tanto que no permita identificar el  origen de la empresa, un tercero puede solicitar una acción de caducidad. 

Si no se utiliza para lo registrado: durante los primeros cinco años del registro existe la obligación de  usar las marcas tal y como fueron inscritas. Si esto no es así, un tercero puede requerir la caducidad  de la marca por falta de uso. 

¿Cuáles son los beneficios que obtienes al registrar una marca en España? 

Si deseas saber por qué es buena idea registrar en España una marca, a continuación, recogemos  los principales beneficios: 

  • Podrás prohibir a un tercero la utilización de tu marca (o una similar) a menos que tenga un  consentimiento. 
  • Si alguien está interesado en hacer uso de la marca, deberá pagar por ello por medio de licencias y  esto podría convertirse en una fuente de ingresos añadida. 
  • Puedes acceder a ayudas y préstamos. 
  • Tu negocio tendrá una imagen más profesional. 

Sin duda, si quieres que tu empresa siga un enfoque data-driven, es decir, quieres examinar y  organizar los datos para mejorar la atención a tus clientes, realizar un correcto registro de marcas es  indispensable. ¡Siguiendo las recomendaciones anteriores no tendrás ningún inconveniente! 

Te puede interesar:

Metodología CRO y Optimización de la Conversión para tu Tienda Online

Tipos de IVA en España y cómo gestionarlos con Shopify

Claves para mejorar el rendimiento de tu tienda online

banner contacto

Leave a Reply

Your email address will not be published.