Blog
- Estrategias para fijar un precio a un producto en tu ecommerce

Si vas a abrir un ecommerce, sin lugar a dudas, uno de los puntos más importantes, además de hacer  un buen marketing, es fijar el precio de venta de tus productos. Para ello, debes estudiar y poner en  práctica una estrategia que propulse el interés del cliente y le haga elegir tus artículos antes que los  de la competencia. Como expertos en ayudar a crecer a las empresas y en optimizar sus canales  digitales, en este artículo te daremos algunas pautas para que apliques los precios adecuados y  alcances el éxito más fácilmente. 

Algunos tipos de estrategia.

Existen diferentes tipos de estrategia para fijar el precio de los productos, en este caso los vamos a dividir en tres estrategias diferentes: según mercado, según valor y según coste.

  • Según mercado: los precios de los productos se marcan en función de la oferta y la demanda. Este tipo de estrategia no tiene en cuenta ningún otro valor, simplemente se basa en el mercado. Se suele aplicar en sectores en el que los productos se pueden sustituir de manera rápida por unos nuevos como es el caso del retail.

En este tipo de estrategias los precios vienen marcados por el mercado, es decir, el precio del producto no se puede cambiar de manera unilateral, si subes mucho el precio de ese producto romperías el mercado y te quedarías sin ventas.

Es muy importante que conozcamos bien a la competencia y en qué rango de precios se mueven los productos que son similares a los tuyos.

  • Según valor: en esta estrategia eres tú el que marca los precios y el beneficio que quieres obtener en función de tu producto y del valor añadido que ofreces con él. Este tipo de estrategias se basan en el valor de mercado, pero el precio que se establece puede ser mayor porque se aporta una valor añadido al producto que la competencia no tiene.

En la estrategia según valor debes tener muy claro quiénes son tus clientes y qué están dispuestos a pagar por ese producto o servicio que te diferencia de la competencia.

  • Según coste: se deben tener en cuenta los costes y el margen de beneficio. Para implementar esta estrategia debes tener en cuenta todos los costes que supone tu producto o servicio, desde la producción hasta la entrega, no olvides meter todos los costes, sino este sistema no va a funcionar. Después, estipula el margen de beneficio que quieres obtener, para completar este paso puedes fijarte en la competencias, para orientarte sobre los precios que tienen sobre los mismos productos.

En esta estrategia lo principal es no olvidar meter ningún coste y tener claro el beneficio que queremos obtener.

Factores para determinar correctamente el precio de un producto de tu tienda online.

En las siguientes líneas, explicamos los puntos importantes que debes considerar para poner precios llamativos que ejerzan atracción sobre los usuarios, pero que, a la vez, te permitan obtener  beneficios.  

  • Fija un precio base adecuado.

Si acabas de abrir tu tienda online, debes fijar un precio que cubra el margen de inversión y, por  supuesto, con el que saques una rentabilidad satisfactoria para continuar con el negocio por mucho  tiempo. Esta misma norma debes aplicarla si ya tienes un ecommerce y no estás consiguiendo el  beneficio que quieres. Puedes elegir el precio de venta al público  que, tras un análisis profundo, creas más conveniente. Pero siempre, por muy bajo que sea, debe  ser superior al coste de producción.  

En función del tipo de producto que vendas, deberás tener en cuenta el precio de venta al público. Si  tus productos son genéricos, es decir, de las mismas características (o incluso exactamente iguales)  que los que venden las empresas de la competencia, ponlos a un precio inferior que estas para que  los consumidores te elijan a ti antes que a ellas. Sin embargo, si tus artículos presentan un valor  añadido, bien por calidad o por exclusividad, debes reflejar lo en el precio para darle al producto el  valor que se merece.  

  • Cuenta con los gastos añadidos 

Es importante que tengas en cuenta los gastos derivados a la hora de elegir el precio final de los  productos de tu tienda. En algunas ocasiones, solo será necesario que sumes unos céntimos al  precio base. Pero es aconsejable que los tengas en cuenta para evitar pérdidas a largo plazo y  calcules bien el importe. 

Entre estos gastos puedes encontrar, por ejemplo, aplicaciones o profesionales para ayudarte a  diseñar tus artículos, gastos de la plataforma de tu negocio en línea, agencias que te ayuden a  disponer de una página web de calidad y gastos de publicidad.  

El mejor consejo que podemos darte es que hagas estimaciones para saber qué importe poner a cada  producto y cómo equilibrar los citados gastos. Para ello, lo mejor es que realices un cálculo de los  productos que crees que venderás en un mes, en función de la cantidad que tengas disponible, la  publicidad que vayas a hacer, etc.  

  • Revisa cada cierto tiempo tu margen de beneficio 

El margen de beneficios se define como la cantidad de dinero que te queda tras la venta de un  producto. No debes equivocarte con los gastos derivados, pues esos últimos son inversiones que ya  hiciste y recuperarás con las ventas conjuntas de productos. Sobre todo si estás empezando o tu  público es low-cost, intenta atraerlo con precios accesibles, aunque tu margen de ganancias sea más  bajo. A la larga, será positivo para tu empresa. 

Estrategias de precio para tu tienda online.

Una vez fijado el precio de venta de cada producto, es hora de comenzar a pensar en las estrategias  para tu ecommerce. Es decir, en esas tácticas de marketing que te ayudarán a vender tus productos  más fácilmente. Aunque hay muchas jugadas que puedes probar, en las siguientes líneas  encontrarás algunas de las que mejores resultados ofrecen.  

1. Variedad de precios de productos semejantes 

Elige artículos similares, pero ponlos con diferente precio. Primero, haz el cálculo de cuál es el precio  intermedio que tendrías que cobrar y, acto seguido, pon algunos productos con precio mayor y otros  con precio menor. Tras varios análisis, hemos llegado a la conclusión de que los consumidores  suelen escoger el producto con el precio medio porque suelen asociar la calidad a dicho importe.  

Si quieres vender rápido un artículo, ponlo a un precio más bajo de lo normal. La finalidad es hacer  ver a los clientes que están ante un chollo para que se lancen a comprar el producto. 

2. Aprovecha las temporadas de rebajas o días especiales 

Tanto la época de rebajas o Navidad como el Black Friday o Cyber Monday son días muy  recomendados para añadir promociones o descuentos extra. Incluye siempre artículos costosos al  lado para que la diferencia de precio se vea claramente. 

3. Incrementa el precio ante las novedades 

Cuando añadas un artículo nuevo a tu tienda, incrementa un poco su precio. Muchos usuarios  comprarán ese producto por la atracción que sienten ante las novedades. Así obtendrás mayores  ingresos y siempre tendrás tiempo de reducirlo a su precio habitual cuando pasen esos primeros  días de euforia. No obstante, debes tener la seguridad de ofrecer un artículo de calidad que justifique  el coste.  

4. Apuesta por el envío gratis 

A los clientes les gusta hacer pedidos con envíos gratis. Por tanto, cubre estos gastos engrosando el  propio precio de los artículos. Si vendes productos de bajo coste o productos con precios muy  distintos, puedes ofrecer esta alternativa si llegan a una cantidad de dinero determinada. Observa  cuál es el baremo medio de pago para calcular la cantidad a partir de la cual puedes enviar los  pedidos de forma gratuita. Te garantizamos que preferirán gastarse un poco más de dinero para  llegar a ese mínimo que abonar gastos de envío. 

El enfoque Data Driven 

El tiempo y la experiencia te facilitarán las cosas, pero si además apuestas por una agencia que te  ayude en dicha labor y haga un enfoque Data Driven (impulsado por datos), tendrás la ventaja de  atender mejor a tus clientes y consumidores. En Webmefy apostamos por esta filosofía de trabajo y  tomamos decisiones estratégicas basadas en análisis de datos e interpretación. 

En conclusión, construye una estrategia que te permita jugar con tu margen de beneficio para ofrecer  un precio adecuado y que encaje con tu segmento de mercado. Básate en datos objetivos, revisa los  precios de vez en cuando, ¡y saca el máximo rendimiento a tus ventas! 

Te puede interesar:

Cómo no perder clientes si productos de tu tienda online están agotado

Tipos de IVA en España y cómo gestionarlos con Shopify

Cómo mejorar la fidelización de clientes en tu tienda online

banner contacto

Leave a Reply

Your email address will not be published.